Al seguir navegando sin modificar la configuración de las cookies, acepta el uso de cookies con fines estadísticos y para disponer de servicios y ofertas adaptados a sus intereses.
Más información y configuración de cookies

Personalizo Sí, acepto
El neceser descubrimiento NUXE BIO de regalo a partir de 50€ de compra*.
  • Ayuda
  • Puntos de venta
Nuestro laboratorio

Nuestro laboratorio

Crear tratamientos de excepción en nuestro propio laboratorio.


Desde su creación, NUXE posee su propio laboratorio de cosméticos de origen natural implantado en las inmediaciones de París. Junto al resto de los miembros del equipo del grupo, se trata de unos de los principales puntos fuertes del grupo que nos permite continuar siguiendo nuestras intuiciones y dar vida a nuestras ideas más innovadoras.

La naturaleza es la que inspira cada día al equipo del Laboratorio NUXE. Para formular nuestros productos, nuestros expertos en formulación seleccionan plantas con propiedades preciosas, cuyo uso no está muy extendido en cosméticas, para extraer los activos más eficaces, fuentes de energía y regeneración. 

Gracias a este arte único que permite elegir y unir activos eficaces e inventar modos de acción exclusivos e inéditos, ya se han registrado más de 45 patentes NUXE en Francia, situando al grupo entre las empresas más innovadoras del país según el INPI (Instituto nacional francés de la propiedad intelectual).

Fiel a su compromiso de calidad, todas las fórmulas de NUXE se elaboran de acuerdo con una estricta carta y su eficacia se garantiza gracias a pruebas sistemáticas realizadas bajo control dermatológico por laboratorios independientes. 

La Naturaleza en el corazón de nuestras fórmulas


En el origen de los descubrimientos terapéuticos más relevantes, la naturaleza es una fuente infinita de energía, regeneración e inspiración para nuestro laboratorio de investigación desde la creación de NUXE.

- Extraemos de ella las moléculas más activas y preciosas para brindarle lo mejor a su piel (patentes en FR sobre los principios activos).

- Damos preferencia al uso de ingredientes de origen vegetal, obtenidos a través de unos procedimientos ecológicos respetuosos con el medio ambiente.

- Excluimos el uso de ciertos ingredientes sintéticos, como los parabenos, los aceites minerales, los colorantes sintéticos, etc.

- Excluimos el uso de materias primas de origen animal (excepto los productos de colmena).

- Nos inspiramos en su sensorialidad, en la emoción que despierta para poder reproducirla en nuestros productos, a través de nuestras texturas y fragancias.

La composición de un tratamiento NUXE


Agua: floral o simplemente pura y desmineralizada, aporta frescor y ligereza a nuestras texturas.

Glicerina: indispensable para una correcta hidratación de la piel, la glicerina que utilizamos es 100 % de origen vegetal, obtenida a partir de trigo y remolacha.

Principios activos vegetales: de origen natural, son la clave de la eficacia de los tratamientos NUXE. Fruto de los descubrimientos de nuestro laboratorio, en la actualidad son objeto de más de 45 patentes (FR).

Agentes de textura: damos preferencia a los aceites, las mantecas y las ceras vegetales que aportan riqueza a nuestros tratamientos y permiten modular la untuosidad y la fluidez de las texturas.

Emulsionantes: componentes de origen natural que permiten asociar los ingredientes de una fórmula para obtener una mezcla estable y uniforme (una emulsión).

Fragancia: composición olfativa creada a medida por perfumistas profesionales en cumplimiento de nuestro estricto pliegue de condiciones interno.

Conservantes: de origen natural o sintético, son indispensables para evitar el desarrollo de microorganismos durante toda la vida del producto.

Ingredientes específicos: permiten responder a acciones específicas como, por ejemplo, los filtros solares para la protección contra las radiaciones UV.

Su seguridad: nuestra prioridad

Nuestros productos siguen un protocolo de validación muy estricto antes de llegar a su cuarto de baño.

Una rigurosa selección de las materias primas

Nuestros ingredientes cumplen la normativa europea*, considerada la más estricta del mundo. Esta recopila todas las sustancias prohibidas en los productos cosméticos **, los ingredientes sometidos a restricciones en relación con la concentración o las zonas de aplicación y los ingredientes autorizados en las categorías específicas, como los colorantes, los conservantes y los filtros solares.

Además de esta normativa, nuestro equipo de especialistas (toxicólogos, formuladores, etc.) realiza un control todavía más estricto de cada materia prima (fiabilidad del proveedor, origen geográfico de la planta, condiciones de recolecta, método de fabricación, pureza, pruebas de tolerancia, etc.) con el fin de valorar si cumple nuestra carta de formulación natural y autorizar o no su uso en NUXE.

* Directiva cosmética 1223/2009.
** en Europa, hay más de 1 300 ingredientes prohibidos, frente a la escasa treintena en EE. UU., por ejemplo.

Una estricta evaluación de la tolerancia cutánea

Todos nuestros productos se someten a análisis y pruebas inocuidad. Las pruebas de uso se llevan a cabo bajo control dermatológico, en institutos independientes, en voluntarios seleccionados que utilizan nuestros productos de 1 a 2 veces al día durante 1 a 2 meses, es decir, entre 600 y 3 600 aplicaciones sobre la piel. De este modo, el dermatólogo puede comprobar la tolerancia óptima de nuestras fórmulas en condiciones normales de uso. Nosotros completamos este análisis con pruebas con consumidores realizadas a gran escala (entre 60 y 100 voluntarios). 

Además, cada producto es objeto de un informe de «evaluación de la seguridad», llevado a cabo por un experto toxicólogo independiente. Este análisis tiene en cuenta cada ingrediente de la fórmula, su concentración, los datos científicos asociados a su uso sobre la piel y las condiciones de uso del producto final. Entonces, el experto garantiza una perfecta seguridad de uso del producto comercializado.

De conformidad con la normativa, todos estos resultados se recopilan en el Dosier de Información del Producto, a disposición de las autoridades de control (ANSM y DGCCRF*).

*ANSM: Agencia Nacional para la Seguridad de los Medicamentos; DGCCRF: Dirección general de la Competencia, del Consumo y de la Represión de Fraudes.

Un control de calidad a todos los niveles

Durante la fase de desarrollo en nuestros laboratorios, cada producto NUXE se almacena en condiciones específicas de temperatura, humedad, etc. para verificar su resistencia y comprobamos la ausencia de interacciones negativas entre la fórmula y su recipiente (tubo, tarro, frasco). También los sometemos a contaminaciones bacterianas para comprobar la eficacia de los conservantes a la hora de combatir las bacterias presentes. 

Asimismo, garantizamos una caducidad superior a 30 meses y un periodo de uso tras la apertura comprendido entre 6 y 12 meses.

Nuestros productos se fabrican en Francia y, principalmente, en nuestra fábrica de Lécousse (Bretaña). Totalmente renovada el pasado año, la fábrica de NUXE incorpora un laboratorio de control microbiológico y físico-químico para controlar la calidad de los productos desde su fabricación.

Un departamento de vigilancia cosmética a su servicio

A pesar de todas las precauciones que tomamos, es posible que la piel presente reacciones adversas a uno de nuestros productos (enrojecimiento, picor, hinchazón, etc.). Por este motivo, nuestro departamento de vigilancia cosmética se pone a su disposición para

acompañarle e identificar junto a su médico las causas de cualquier reacción adversa.

Registra los casos de efectos secundarios no deseados a escala mundial y debe reaccionar cuando se supera nuestro umbral de alerta. Cuando se sobrepasa este umbral, podemos tomar la decisión de reformular el producto o, en ocasiones, interrumpir su comercialización.

Pero debemos estar tranquilos pues los casos son muy poco frecuentes (solo hay un 0,001 % de reclamaciones a nivel mundial respecto al número de productos vendidos) y nosotros, a pesar de ello, realizamos un seguimiento muy estricto.

Arriba