NUXE ha ideado y desarrollado un nuevo tarro de 50 ml de concepción ecológica exclusivo, un 77,5 % más ligero y compuesto por un solo material reciclable (el polipropileno). Al consumir menos energía durante su fabricación y su transporte, se genera menos contaminación. Su caja, más pequeña y sin relleno, consume menos papel.

Un gabinete especializado, Bureau Veritas Codde, lleva a cabo un análisis del ciclo de vida (ACV) que muestra que esta iniciativa de concepción ecológica permite a NUXE ahorrar cada año:

  • El equivalente
    al consumo
    de agua de un francés
    medio durante
    41 años**.

  • La destrucción
    de 1 404 árboles***.

  • El vertido a la atmósfera del equivalente de un vehículo que recorre 6,7 millones de km (es decir, 170 veces la vuelta al mundo****).