El despertar de sus sentidos

La ligereza de una crema,
un sutil contacto que se transforma en una caricia aromática,
un velo ligero y delicado que envuelve cabello y cuerpo.

Nuxe destaca por ofrecer texturas excepcionales y aromas únicos que envuelven la piel con un sello inconfundible: un placer sensorial que nunca se marchita.

flor

Y, de repente,
todos los sentidos despiertan.
Una experiencia sin igual.

Hace más de 25 años, Nuxe creó
su Huile Prodigieuse®.

Un aceite seco excepcional que repara, nutre y suaviza la piel y el cabello.

Una aceite que tuvo una excelente acogida entre las mujeres francesas desde el principio y que ha seguido siendo el aceite seco más demandado durante todos estos años.

Año tras año, el instinto de innovación fue creciendo y dio como resultado un producto llamado Crème Fraîche® de Beauté, elaborado con leche vegetal.

Una crema con un intenso efecto hidratante y calmante.

Una auténtica caricia refrescante para la piel.

 

huile prodigieuse®

aceite

Este producto encarna el placer según la filosofía de Nuxe: déjese guiar por sus sentidos y abandónese al placer de cuidarse.

Una fragancia intensa y adictiva, una experiencia sensorial llena de sensualidad... Envuelva su cuerpo y su cabello en su velo delicado y luminoso.

Una textura única que presagia la llegada del verano, que recrea la calidez del sol en el invierno.

Un concepto holístico que la acompaña durante todo el día y la ayuda a reconectar con su yo más íntimo.

crème fraîche® de beauté

crema

Pulse
y dedique un momento a
explorar

El dulce placer
de entregarse a un éxtasis reconfortante.

Esta crema suave
como la seda nos obsequia
con los dones de la naturaleza.

Crème Fraîche® de Beauté
se funde en su piel para crear un intenso
efecto calmante e hidratante.

Un producto de una suavidad extrema
y un exquisito aroma botánico
que hidrata de forma natural y hace resplandecer su piel.

Una crema con espíritu, que infunde color a sus mejillas,
una crema cuyo nombre describe su historia, el producto y sus resultados.

Un viaje sensorial que respeta a las mujeres
y la naturaleza